Mi emoción con la fotografía analógica.

Mi emoción con la fotografía analógica.

Hace unas semanas pensé que a lo mejor podía ser interesante escribir un post sobre fotografía analógica, así que lo apunté en mi lista de ideas con la intención de pensar un poco sobre qué contar exactamente. Y justo una semana después al publicar una foto en mi nueva cuenta de Instagram @martaschmidt_film, una persona me sugirió escribir sobre carretes y laboratorios o sobre mis sensaciones al disparar con carretes. Espero que lo que he escrito ayude e inspire a alguien.

Mi emoción con la fotografía analógica. 1
Mi emoción con la fotografía analógica. 2

Entre las cosas que más me ha aportado la fotografía analógica me gustaría destacar lo siguiente:

– Confianza y desapego: hago 4 fotos y no 40 por miedo a que no salga, y como en el momento no veo el resultado, no estoy pendiente de él, sino que hago la foto y aprendo a aceptar que saldrá lo que tenga que salir. Eso inlcuye a veces fotos desenfocadas, a veces quemadas y a veces una foto que me encanta pero que la persona sale con gesto raro y no hay 10 mas del momento donde elegir.

– Juego y diversión: La fotografía vuelve a ser una afición para mi. Pruebo carretes, light leaks, doble exposición, prismas y hojas de colores delante del objetivo. Tengo una caja llena de las cosas que he ido acumulando para hacer mis intentos fotográficos más divertidos. Me encanta que mi mente vuelva a crear tanto y que sean solo para mi, no busco la aprobación de nadie. Una foto tiene que gustarme mas o menos o nada únicamente a mi.

– Humildad: porque todo es nuevo aunque en realidad no lo sea, porque me queda mucho por aprender, porque no tengo un estilo creado y siento que tengo que empezar de 0, porque tengo muchísimas dudas, porque a veces tengo miedo que lo que necesito preguntar sea una tontería que debería de saber a estas alturas.

– Tiempo: porque ya no paso horas en el ordenador seleccionando y editando, y porque me tomo mi tiempo antes de hacer una foto. Me fijo más en el momento de la toma y muchas veces, después de un rato probando decido no hacerla.

– Paciencia: en un mundo en el que nos hemos acostumbrado a poder disponer de casi todo en un tiempo muy breve (yo he llegado a pedir typpex y celo a amazon para tenerlo al día siguiente), ahora mi deseo de ver las fotos está postergado mas o menos un mes porque mando los carretes a revelar cuando tengo entre 5 y 10 y luego ellos tardan una semana en enviarme las fotos escaneadas. Y me ha costado, probablemente ha sido lo más difícil de llevar, pero creo que era lo que más necesitaba aprender.

Mi emoción con la fotografía analógica. 3
Mi emoción con la fotografía analógica. 4
Mi emoción con la fotografía analógica. 5
Mi emoción con la fotografía analógica. 6
Mi emoción con la fotografía analógica. 7
Mi emoción con la fotografía analógica. 8

En cuanto al tema de los carretes, eso es una de las cosas que más me ha sorprendido, porque tengo la sensación de que se ha profesionalizado mucho desde que yo los usaba y revelaba hace 20 años. Supongo que antes vivía en el mundo del aficionado que compraba los carretes en la tienda más cercana y que desconocía totalmente el mundo de los carretes que ahora utilizo como Kodak Portra, Kodak Ektar o Fuji 400H.

Mi consejo sería empezar con carretes más sencillos como Kodak Gold o Fuji Superia que son un poco más económicos, pero a la vez, lo otros que son un poco más caros, permiten generalmente más margen de error en la medición de la luz (exceptuando a Ektar), por lo que dependerá un poco de lo que cada uno quiera invertir. Yo siento que me encuentro todavía en fase de pruebas de los tipos de carrete, analizando cuales me gustan según el tipo de luz, cuales me gustan más contrastados, cuales puedo forzar y cuales no, etc.

En España yo he utilizado estos dos laboratorios para el revelado y escaneado de mis carretes: Carmencita Film Lab y Malvarrosa Film Lab, los dos están en Valencia y hacen muy sencillo todo el proceso en su web. No sé si hay laboratorios menos profesionales y más económicos, pero a mi me merece mucho la pena trabajar con un laboratorio que con el tiempo conoce mi estilo, sabe lo que quiero, me da consejos cuando ve que no estoy consiguiendo algo, etc.

Si estáis interesados en saber más, Hello Creatividad ha lanzado hace poco un curso que estoy segura que os ayudará a resolver muchas de vuestras dudas a la hora de empezar con la fotografía analógica. Yo me he hecho varios cursos online y un par de cursos presenciales, pero yo soy así, ¡muy intensa cuando me da por algo!

Mi emoción con la fotografía analógica. 9

Espero poder profundizar más en este tema dentro de un tiempo, pero por ahora estoy empezando y sólo puedo compartir lo que estoy sintiendo y lo que me está animando a seguir.

¡Gracias por leerme!

Marta

Compartir en ...
No hay Comentarios

Publica un comentario
Para obtener más información puede acceder a las condiciones generales de uso del blog y nuestra política de privacidad

Marta Schmidt